Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1

TEMA: Declaración de Granada: 35 catedráticos alertan (Parte General del Derecho Financiero y tributario español). Lección Magistral.

Declaración de Granada: 35 catedráticos alertan (Parte General del Derecho Financiero y tributario español). Lección Magistral. 10 Jun 2018 19:30 #63058

  • webmaster
  • Avatar de webmaster Autor del tema
  • Fuera de línea
  • Administrador
  • Administrador
  • contacto@estudiandotributario.es
  • Mensajes: 1089
  • Gracias recibidas: 1993
Hace unas semanas, el 18 de mayo de 2018, en Granada más de 30 catedráticos de Derecho Financiero y Tributario de diferentes universidades españolas (de un total de 70) se reunieron en Granada para firmar y hacer pública una declaración resumiendo los orígenes del Derecho Financiero y Tributario español (se celebra los 50 años de la obra "Ordenamiento Tributario Español" del catedrático granadino Matías Cortés) y analizando la situación actual de los principios de justicia tributaria y la Hacienda Pública española.

Me ha parecido de interés para la comunidad de opositores de Hacienda adjuntar la declaración, y en varios días ir haciendo un resumen de la declaración para vosotros, porque es deseo de estos catedráticos que la Hacienda Pública española esté regida por el Derecho, y no por el arbitrio, y "...los contornos que, por imperativo del artículo 31 de la Constitución, deben constituir la estrella polar de quienes rigen la gobernación de la Hacienda Pública. De una parte, las relaciones tributarias deberán anclarse en el principio de capacidad económica de los contribuyentes, en el marco de un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad. Y de otra, el gasto público deberá asignar con equidad los recursos públicos, con respeto a los derechos fundamentales de los ciudadanos."

La declaración rinde homenaje a los pioneros de aquellos primeros años 60, cuando el propio Cortés junto a Sainz de Bujanda, García Añoveros o Arche Domingo que desarrollaron "un Derecho Financiero constitucional 'como si' (subrayado) en España existiera entonces un régimen democrático".
Adjuntos:
El siguiente usuario dijo gracias: Pechom, roseypunto, Josep1994, tiroriro, Convalor!

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Última Edición: por webmaster.

Declaración de Granada: 35 catedráticos alertan (Parte General del Derecho Financiero y tributario español). Lección Magistral. 10 Jun 2018 19:37 #63060

  • webmaster
  • Avatar de webmaster Autor del tema
  • Fuera de línea
  • Administrador
  • Administrador
  • contacto@estudiandotributario.es
  • Mensajes: 1089
  • Gracias recibidas: 1993
Hoy me gustaría empezar por el final, las conclusiones:

III. A MODO DE CONCLUSIÓN.

La quiebra del principio de legalidad, el olvido de la función de la Ley y del papel de las Cortes Generales en un Estado de Derecho, y el consiguiente deterioro del principio de seguridad jurídica, se han erigido en cauces por los que han fluido, torrenciales, las aguas que se han llevado consigo la igualdad de los españoles ante la Ley fiscal, la aspiración a hacer realidad la solidaridad entre todos los españoles y, en definitiva, la quiebra del principio de justicia financiera.

Esas aguas se han llevado también una buena porción de las ilusiones que depositamos en la construcción de la llamada Parte General de nuestro Derecho Financiero. Parecen volver los tiempos en que nuestros maestros, de forma tan bien intencionada como voluntarista, se afanaron en la construcción de una Parte General que fuera el sostén de una relación entre la Administración tributaria y los contribuyentes, asentada en el Derecho. Lo hacían ayunos de Constitución. Hoy la tenemos, pero los problemas persisten.

El fenómeno es claro y los resultados también . La Hacienda Pública se ha convertido en agente de la razón de Estado. Una razón que descansa sobre un solo pilar cual es la recaudación. En el margen del camino ha ido quedando, primero, la Ley; más tarde, la seguridad jurídica; y unos metros más allá las garantías y los derechos del contribuyente que en 1998 parecieron albergar un revivir de los sueños nacidos con la Constitución de 1978.

No obstante, deberíamos ignorar la leyenda que aparece en la entrada en el Infierno de Dante, y seguir luchando para que las aguas de la justicia financiera vuelvan al cauce del que nunca debieron salir.

Granada, a dieciocho de mayo de dos mil dieciocho.
El siguiente usuario dijo gracias: Ñico, roseypunto, Bloodshed, Josep1994, tiroriro, flopez121, Nozuka91, ZZZ

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Declaración de Granada: 35 catedráticos alertan (Parte General del Derecho Financiero y tributario español). Lección Magistral. 12 Jun 2018 07:34 #63135

  • webmaster
  • Avatar de webmaster Autor del tema
  • Fuera de línea
  • Administrador
  • Administrador
  • contacto@estudiandotributario.es
  • Mensajes: 1089
  • Gracias recibidas: 1993
RESUMIENDO LA DECLARACIÓN DE GRANADA (I)

I. LOS ORÍGENES DEL DERECHO FINANCIERO Y TRIBUTARIO EN ESPAÑA.

En diciembre de 1970 el BOE publicó una Orden del Ministerio de Educación reconociendo oficialmente el “Derecho Financiero y Tributario” como asignatura de la Licenciatura en Derecho.

Se trataba de que las relaciones financieras de los Entes públicos territoriales fueran ordenadas por el Derecho (el imperio de la Ley). Más allá del estudio de las consecuencias económicas que provocaban los ingresos y los gastos de las Administraciones Públicas (Economía), o del examen meramente descriptivo de las normas reguladoras de unos y de otros (Derecho), era posible y necesario construir un aparato dogmático para dotar a estas actividades públicas de unos principios de justicia materiales y formales (Derecho Financiero y Tributario).

El Derecho Financiero y Tributario es el régimen jurídico de los ingresos y gastos públicos que orienta la actividad de las Administraciones Públicas bajo los principios de justicia materiales y formales recogidos en el artículo 31 de la Constitución, es decir:

(1º) Las relaciones tributarias deben anclarse en el principio de capacidad económica de los contribuyentes, en el marco de un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad.

(2º) El gasto público deberá asignar con equidad los recursos públicos, con respeto a los derechos fundamentales de los ciudadanos.


"El cumplimiento de las obligaciones tributarias constituye la mejor arma para alcanzar los objetivos sociales y políticos que debe perseguir una sociedad avanzada. El concepto de ciudadano y contribuyente son términos sinónimos, se es ciudadano porque se es contribuyente y ambas condiciones personales son indisolubles."
El siguiente usuario dijo gracias: Ñico, roseypunto, Almadecantaro, Josep1994, tiroriro

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Última Edición: por webmaster.

Declaración de Granada: 35 catedráticos alertan (Parte General del Derecho Financiero y tributario español). Lección Magistral. 17 Jun 2018 10:04 #63953

  • webmaster
  • Avatar de webmaster Autor del tema
  • Fuera de línea
  • Administrador
  • Administrador
  • contacto@estudiandotributario.es
  • Mensajes: 1089
  • Gracias recibidas: 1993
II. SITUACIÓN ACTUAL: LA QUIEBRA DE LOS PRINCIPIOS DE DERECHO FINANCIERO Y TRIBUTARIO.

Los catedráticos hacen un análisis crítico de la situación actual de la gobernanza de la Hacienda Pública.

Consideran que están siendo atacados los principios rectores del ordenamiento financiero.

PROBLEMA 1º) QUIEBRA PRINCIPIO DE JUSTICIA TRIBUTARIA: Parece que los órganos tributarios tienen como único objetivo allegar recursos al Erario Público con olvido de los derechos y garantías individuales. Arrinconando los principios de justicia tributaria.


PROBLEMA 2º) QUIEBRA DEL PRINCIPIO DE LEGALIDAD: Se hace un uso reiterado de los Reales Decretos Leyes (artículo 86.1 Constitución) que consolida la primacía del Poder Ejecutivo frente al Poder Legislativo. ¿Cuál es el problema? Se hurta al único depositario de la Soberanía Nacional, el Parlamento, la posibilidad de disponer sobre los institutos básicos del ordenamiento financiero, es decir, se alejan las fuentes del derecho de los ciudadanos.

Incluso la función pública atiende de manera preferente a normas reglamentarias e instrucciones internas.

Se ha sustituido la Ley como fuente primaria del Derecho por las decisiones de los Tribunales. Ahora, en lugar de citar preceptos normativos, se invocan sentencias de los tribunales para fundamentar los comportamientos jurídicos.

Existe una gran litigiosidad en materia tributaria, lo que genera una gran dosis de inseguridad jurídica. Acrecentado por la doctrina de los Tribunales Económico Administrativos que por el artículo 239.8 LGT obliga a la Administración Tributaria a respetar, previsión que no existe respecto la doctrina del Tribunal Supremo, con la consecuencia de que su desconocimiento no tiene consecuencia práctica alguna.

También se señala que la legalidad tributaria se ha deteriorado por las funciones normativas del Tribunal de Justicia de la UE. Acogiendo el modelo anglosajón de creación de Derecho. La cláusula de integración del artículo 93 Constitución, de puro carácter procedimental, se ha convertido e una cláusula material para integrar el Derecho Comunitario (originario o derivado) en nuestro ordenamiento sin acudir al procedimiento de reforma de la Constitución como sí se ha hecho con las cesiones de soberanía financiera de los artículos 134 y 135 Constitución.


La calidad de las leyes también deja que desear, uso de expresiones difícilmente comprensibles, permanentes remisiones normativas y otras fórmulas similares que hacen poco menos que imposible la interpretación y comprensión. De ello deriva que la Dirección General de Tributos se convierte en una especie de oráculo que viene a explicarlo todo.

También resulta reprochable que las discrepancias de la Administración con la doctrina jurisprudencial se zanjan reformando la ley o reglamento para poner las cosas en el punto querido por la Administración. Lo que los Tribunales han declarado contrario al Derecho viene a convertirse en Derecho mediante reforma normativa.
El siguiente usuario dijo gracias: LIRA, roseypunto, Almadecantaro, Josep1994

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Declaración de Granada: 35 catedráticos alertan (Parte General del Derecho Financiero y tributario español). Lección Magistral. 30 Jun 2018 13:27 #64797

  • webmaster
  • Avatar de webmaster Autor del tema
  • Fuera de línea
  • Administrador
  • Administrador
  • contacto@estudiandotributario.es
  • Mensajes: 1089
  • Gracias recibidas: 1993
PROBLEMA 3º) QUIEBRA DEL PRINCIPIO DE INOCENCIA:

En el ámbito sancionador se está sacralizando la sanción objetiva, se ha dado cálida acogida en las dependencias administrativas a la presunción de culpabilidad sin la necesaria motivación exigida por el principio de culpabilidad (requisito subjetivo): " Son infracciones tributarias las acciones u omisiones dolosas o culposas con cualquier grado de negligencia que estén tipificadas y sancionadas como tales en esta u otra ley." (artículo 183 LGT Ley 58/2003).

El problema se agrava ante la cantidad de obligaciones materiales y deberes formales que el contribuyente debe cumplir como un “administrador vicario” (diccionario RAE vicario = la sustituye). La Administración solo realiza funciones de control y castigo del contribuyente por cumplir mal estas obligaciones y deberes que debería realizar la Administración.

PROBLEMA 4º QUIEBRA DEL PRINCIPIO DE IGUALDAD:

Existe una doble vertiente en la igualdad, la que atañe a la relación bilateral Contribuyente y Administración tributaria ("De la relación jurídico-tributaria pueden derivarse obligaciones materiales y formales para el obligado tributario y para la Administración" artículo 17.2 LGT), y aquella en que todos los ciudadanos contribuyan al sostenimiento de los gastos públicos de manera igual de acuerdo con su capacidad económica (artículo 31 CE).

Para los catedráticos de esta declaración de Granada se está produciendo una involución en materia de igualdad, ¿Por qué?

1º) Se generaliza el término de “obligado tributario” en la aplicación de los tributos en vez de “contribuyente”, involucrando en la relación jurídico-tributaria a un conjunto de personas que tienen una relación menos directa con el nacimiento de la obligación tributaria principal, es decir, con el hecho imponible que es la manifestación de la capacidad económica. Paradigmático es la extensión de la “responsabilidad tributaria” a toda persona porque resulta útil o cómodo para la Administración Tributaria y redunda en una mayor recaudación. En la práctica se convierte a deudores solidarios del tributo a personas totalmente ajenas al hecho imponible, permitiendo a la Administración Tributaria elegir, para exigir el tributo, a quien más le conviene.

2º) Cada vez son menores las liquidaciones tributarias sobre la base de los datos aportados por el contribuyente, lo habitual es que éstos deben declarar los datos con transcendencia tributaria y aplicar las normas para determinar la cuota tributaria (auto-liquidaciones).

La actividad administrativa se centra en comprobar, corregir y sancionar la actividad de los particulares. Se ha pervertido el principio de colaboración del contribuyente.

3º) La separación entre el procedimiento de liquidación y sancionador es más formal que real, no hay distinción entre los funcionarios encargados de uno y otro procedimiento, y se incorporan al procedimiento sancionador los datos y pruebas obtenidos en la aplicación de tributos lo que puede constituir una violación del derecho constitucional a no declarar contra sí mismo.

4º) Tampoco se respecta la igualdad Administración – contribuyente cuando se permite un procedimiento de inspección con liquidación paralelo a la instrucción penal por presunto delito contra la Hacienda Pública. Y más criticable las reglas que establecen la imposibilidad de que las liquidaciones no puedan recurrirse (artículo 254.1 LGT) vulnerando el artículo 24.1 Constitución.

5º) Existe un tratamiento desigual de las distintas clases de renta y, sobre todo, una discriminación en la imposición directa por razón de la residencia dentro del territorio de nuestro país, esto afecta al deber de contribuir al sostenimiento de los gastos públicos. Dentro de la diversidad de un estado autonómico, hay que intentar evitar la desigualdad entre los ciudadanos.
El siguiente usuario dijo gracias: LIRA

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Última Edición: por webmaster.

Declaración de Granada: 35 catedráticos alertan (Parte General del Derecho Financiero y tributario español). Lección Magistral. 29 Jul 2018 11:01 #66894

  • webmaster
  • Avatar de webmaster Autor del tema
  • Fuera de línea
  • Administrador
  • Administrador
  • contacto@estudiandotributario.es
  • Mensajes: 1089
  • Gracias recibidas: 1993
PROBLEMA 5º) DETERIORO IMPORTANTE DEL PRINCIPIO DE SEGURIDAD JURIDICA:

Existe inseguridad por utilizar conceptos imprecisos (Ej: “obligado tributario” en vez de “sujeto pasivo”, “información con transcendencia tributaria”…), por un ensanchamiento ilimitado de obligaciones y deberes tributarios al ciudadano que suponen una excesiva presión tributaria indirecta y que nada tienen que ver con el principio de capacidad económica.

Además se produce en el ámbito judicial una notable perturbación para poder pronunciarse sobre la justificación y el cumplimiento de las obligaciones y deberes tributarios.


PROBLEMA 6º) OLVIDO DEL PRINCIPIO DE SOLIDARIDAD:

Se ha producido un olvido en la coordinación de las Haciendas autonómicas con la Hacienda estatal (artículo 156 CE) más que de corresponsabilidad tributaria entre Haciendas Públicas, podría hablarse de insolidaridad tributaria.


PROBLEMA 7º) PROFUNDA CRISIS DEL PRINCIPIO DE JUSTICIA FINANCIERA:

En el ámbito de los ingresos públicos es clave la observancia de la capacidad económica tanto de los impuestos directos como indirectos. El elevado endeudamiento público, a menudo resultado de una gestión política irresponsable, nos obliga a destinar al servicio de la Deuda (amortización del capital e intereses) un volumen creciente de nuestros ingresos públicos. Ello no sólo desplaza sobre las generaciones futuras el coste de la financiación de los servicios públicos presentes, sino que pone en peligro el Estado Social de Derecho.

En el ámbito de los gastos públicos se está deteriorando el papel esencial de las Cortes Generales y la Ley de Presupuestos Generales del Estado para la aprobación y aumento del gasto o modificación de los créditos presupuestarios. Son ejemplos de ello:

1º) Aceptación de votos a cambio de concesiones presupuestarias.

2º) Prórrogas presupuestaria normalizadas.

3º) Expansión exorbitante de la potestad reglamentaria y abuso del Decreto-Ley por parte del Gobierno para llevar a cabo modificaciones presupuestarias.

4º) Utilización abusiva del veto del Gobierno a las iniciativas legislativas de los Grupos Parlamentarios que supongan disminución de ingresos o aumentos de gastos.

Los recortes en el gasto público en estos años de crisis económica han puesto de manifiesto hasta qué punto el principio de una asignación equitativa del gasto público ha cedido ante los imperativos de los criterios de la “eficiencia y economía”.

La ausencia de un control jurídico sobre los gastos públicos está propiciando el despilfarro y las inversiones totalmente improductivas, económica y socialmente, que satisfacen caprichos individuales, y no necesidades colectivas, con abandono de otras aplicaciones del gasto más conformes con la justifica constitucional.
El siguiente usuario dijo gracias: LIRA, Davo89, Mtha

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

  • Página:
  • 1
Tiempo de carga de la página: 0.303 segundos