BOICAC 113, marzo 2018: Consulta 4.

Sobre si el canon de saneamiento de Aguas Residuales, tributo recaudado y gestionado por una empresa pública, se contabiliza como un ingreso o un cobro por cuenta de la Hacienda Pública. En caso de ser ingreso si se debe calificar a efectos de la Cuenta de PyG como "importe neto de la cifra de negocios" o "otros ingresos de explotación".

ETIQUETAS: “NRV 14 PGC2007”, “NECA 11 PGC2007”, “Canon de saneamiento de aguas residuales”, “tributo”, “actividad ordinaria”, “importe neto de la cifra de negocios”, “RICAC 16/05/1991”, “otros ingresos de explotación”, “Orden EHA/3362/2010”.

El canon es un ingreso público de la Hacienda Pública Regional destinado exclusivamente a la realización de los fines recogidos por Ley. Es un recurso que se recibe en virtud de la potestad tributaria de la Administración para financiar la provisión de bienes y servicios a los ciudadanos y cubrir así una serie de necesidades básicas.

El ICAC empieza señalando que no son ingresos las cantidades recibidas por cuenta de terceros, y cabría entender que el canon de saneamiento es un cobro realizado por la empresa por cuenta ajena (Hacienda Pública Regional), por tanto, no debería figurar como ingreso de la empresa. No obstante, en el caso de que el producto de la recaudación del canon sea un recurso económico de la empresa pública (así lo indica sus estatutos), se calificaría contablemente como un ingreso de la Cuenta de PyG por actuaciones realizadas por cuenta propia aunque sean realizadas en cumplimiento de los fines marcados en una Ley.

El ICAC analiza si se califica como ingreso integrante de la “cifra anual de negocios” o como “otros ingresos de explotación”. La definición del PGC (NECA 11) “cifra anual de negocios” implica ingresos de una actividad o actividades ordinarias realizadas por la empresa, es decir, son ingresos producidos por las diferentes actividades que realiza la empresa de forma regular y periódica y se deriven del ciclo económico de producción, comercialización o prestación de servicios propios de la empresa, es decir, de la circulación de bienes y servicios que son objeto del tráfico de la misma.

El concepto de “otros ingresos de explotación” queda delimitado por exclusión. Los que no son parte de la“cifra anual de negocios”, es decir, son ingresos que no se obtienen con carácter periódico.

En el caso del canon de saneamiento, gestionado y recaudado por la empresa pública, aunque no se perciba a título de contraprestación de la entrega de bienes o prestación de servicios, si no como un tributo exigido por la potestad tributaria de la Administración, el ICAC lo califica como parte del importe neto de la cifra de negocios por ser recursos que se obtienen de forma regular y periódica y se derivan del ciclo económico de la empresa.

BOICAC 113, marzo 2018: Consulta 6.

Sobre el registro contable de la adquisición de un activo (finca urbana) por usucapión..

ETIQUETAS: “usucapión”, “NRV 18 PGC2007”, “RICAC 01/03/2013”, “donaciones de capital”, “BOICAC 99, consulta 1”, “BOICAC 67, consulta 4”, “BOICAC 99, consulta 7”, “activo”, “finca urbana”, “reconocimiento de un activo”, “adquisición a título gratuito”, “fecha de adquisición”, “posesíon”.

Se trata del registro contable de la adquisición por resolución judicial de una finca urbana sobre la que se ha ostentado la posesión ininterrumpida por más de 35 años (adquisición por usucapión).

La usucapión es una forma de adquirir la propiedad mediante posesión de buena fe y con justo título de un activo durante el plazo determinado por la Ley. Hasta que no se cumplan estas condiciones, aunque el poseedor del activo pueda obtener los frutos de la cosa, también está expuesto a la acción de reivindicación del dueño legítimo. La incertidumbre finaliza mediante la oportuna sentencia judicial.

El ICAC señala que el activo debería reconocerse por su valor razonable en la fecha en que se dicte la sentencia, y que la contrapartida será un ingreso directamente imputado al patrimonio neto (cuenta 131. “Donaciones y legados de capital”).

En general, el ICAC indica que la calificación de activo cabe asociarla a dos requisitos:

(1º) idea de control, inherente al uso o aprovechamiento del elemento a lo largo de su vida económica, así como su facultad de disposición;

(2º) La idea de recuperación, consustancial con la nota de proyección económica futura.

No procede el registro de un activo si no se cumple ambos requisitos porque ambos integran el núcleo de los riesgos y ventajas del elemento patrimonial. Un bien se debe incorporar al patrimonio de la sociedad cuando se produzca la transmisión de los riesgos y ventajas significativos asociados al mismo, sin perjuicio de que no se encuentre perfeccionada la transmisión jurídica, debiendo acudirse al fondo económico para otorgar el adecuado tratamiento contable.