Jornada de trabajo.

La jornada y horarios de trabajo del personal al servicio de la Administración General del Estado  y sus organismos públicos, viene regulado en la Resolución de 28 de diciembre de 2012, de la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas (BOE 29/12/2012).

La duración de la jornada es de 37 horas y media semanales de trabajo efectivo de promedio en cómputo anual, equivalente a 1.642 horas anuales. Existe un horario fijo de presencia en el puesto de trabajo de 9,00 a 14,30 horas de lunes a viernes. El tiempo restante hasta completar la jornada semanal se realiza en horario flexible, entre las 7,30 y las 9,00 y entre las 14,30 y las 15,30. Es decir, si entras a las 7,30 h, terminas a las 14,30 h, y si llegas a las 8.30 te vas a las 15.30.

Si llegas más tarde de las 8.30, pero antes de las 9:00 h, en vez de 7 horas, tendrás que hacer 7.15 horas. Igual ocurre si te vas antes de tu hora de salida. Por ejemplo, si llegas a las 9:00 h te deberás quedar hasta las 16:15 h.

Los inspectores tienen una jornada en régimen de especial dedicación de 40 horas semanales, sin perjuicio del aumento excepcional del horario por necesidad del servicio.

Existe un horario intensivo para los meses de verano (16 de junio a 15 de septiembre, ambos inclusive), el horario se reduce a 6 horas y media, entre las 8,00 y las 15,00 horas, de lunes a viernes. Por motivos de conciliación de la vida familiar y laboral, los empleados públicos con hijos, descendientes o personas sujetas a su tutela o acogimiento de hasta 12 años de edad, o sin límite de edad en el supuesto de discapacidad superior o igual al 33 % de los anteriores, y siempre que convivan con el solicitante y dependan de este, estando a su cargo, podrán acogerse a esta modalidad de jornada intensiva desde el 1 de junio y hasta el 30 de septiembre. Este derecho podrá ejercerse también en el año en que el menor cumpla la edad de 12 años.

Hay una semana al año que el horario se reduce a 5 horas.

Tienes 30 minutos para tomar un café, que se computa como trabajo efectivo, si te excedes de ese tiempo lo recuperas.

Cada año natural las vacaciones retribuidas tienen una duración de 22 días hábiles anuales por año completo de servicio, o de los días que correspondan proporcionalmente si el tiempo de servicio durante el año fue menor. Los sábados son inhábiles. Además hay 6 días de permisos para asuntos particulares (moscosos).