EL CUERPO GENERAL ADMINISTRATIVO DE AGENTES DE LA HACIENDA PÚBLICA (AEAT)

 

Funciones de un Agente de Hacienda.

Entre las funciones de los Agentes de la Hacienda Pública (AEAT) destacan:

En el área de Inspección, tareas preparatorias y de verificación material de hechos y circunstancias con relevancia tributaria, dependiendo del Inspector-Jefe o de un Inspector-Adjunto al mismo.

En el área de Recaudación, seguimiento y mantenimiento de expedientes de deudores, realización de diligencias de embargo (cuentas bancarias, vehículos, inmuebles, etc.), aplazamientos y fraccionamientos de pago, y actuaciones dentro de las unidades de subastas.

En el área de Gestión, depuración de discrepancias en autoliquidaciones de IRPF, IVA e IS, notificaciones y requerimientos de información.

Tradicionalmente las funciones de los Agentes de la Hacienda Pública han sido en el exterior de las oficinas públicas: notificaciones de liquidaciones o diligencias de embargo, en el caso de los Agentes que trabajan en la Unidad de Módulos, visitan a contribuyentes en los locales comerciales donde ejercen su actividad económica. Actualmente, salir a notificar es bastante residual, se hace un poco en Inspección, con más frecuencia actualmente, se realizan funciones dentro las oficinas públicas como, por ejemplo, en el área de gestión, revisar las autoquidaciones de IRPF o atender a los contribuyentes o, en el área de recaudación, atender al público, realizar el seguimiento y mantenimiento de expedientes de deudores. En inspección la mayor parte son tareas de apoyo administrativo, sumar facturas, escanear documentación, etc. También pueden participar en las actuaciones fuera de las oficinas dando apoyo a los actuarios.

 

"Yo soy Agente de Gestión (IRPF) en una Administración. El trabajo interno es básicamente el mismo para Agentes, Técnicos e Inspectores: resolver expedientes, que va desde la depuración de los expedientes con discrepancias, para decidir si se hace la comprobación o no, hasta el momento de la liquidación, y la apertura del expediente sancionador. El reparto en general del trabajo se hace en función de la dificultad técnica y la capacidad del empleado público. Conozco algún Auxiliar que trabaja a nivel superior al de un Técnico, evidentemente sin cobrar como éste. Los expedientes que solo suelen resolver los Técnicos son los de contribuyentes con actividades económicas, aunque en la Administración de Colón (Barcelona) los repartían entre un Técnico y dos Agentes. La principal diferencia de un Técnico con respecto a los Auxiliares y Agentes es que éstos hacen turnos para atender el mostrador, de estas rotaciones en principio se escapan los Técnicos, pero cuando un contribuyente quiere hablar con el actuario o tiene alguna pregunta demasiado técnica, se le pasa la patata caliente. El Técnico atiende mucho menos público, pero lo que le llega suelen ser marrones. En la Administración de Letamendi (Barcelona) también tenían permanentemente en atención al público a dos Técnicos para consultas tributarias. En las Administraciones de la AEAT, suele haber Auxiliares, Agentes y Técnicos. Si la Administración tiene un volumen importante de contribuyentes, puede haber un Inspector con el cargo de Administrador, para hacer las labores propias de jefatura, pero no va haber ninguno más. En muchas Administraciones la máxima autoridad es un Técnico."

Salario.

Las retribuciones de los funcionarios del Estado comprenden: (1) Sueldo y Trienios que correspondan al Cuerpo, (2) 2 pagas extraordinarias al año (junio y diciembre), cada una de dichas pagas incluye sueldo, trienios y el complemento de destino mensual, (3) el complemento de destino que corresponda con el nivel del puesto de trabajo que desempeñen (los niveles van del 30 al 1), (4) el complemento específico asignado al puesto que desempeñen a percibir en 14 pagas, y (5) complemento de productividad que retribuye el especial rendimiento, la actividad y dedicación extraordinarias y el interés o iniciativa con que se desempeñen los puestos de trabajo.

Un Agente de la Hacienda Pública tiene un salario bruto anual de 8.726,76 euros en 12 mensualidades (2016), cada trienio son 318,96 euros brutos (2016) al año a percibir en 12 mensualidades. Cada paga extraordinaria es de 628,53 euros de Sueldo bruto y 22,96 euros por cada trienio bruto (2016). El Agente de Hacienda entra con un nivel 16 que implica un complemento de destino de 4.241,16 euros al año brutos (2016)  y un complemento específico de 3.863,02 euros brutos (4.161,22 euros brutos en Baleares y Canarias 2016).

Además existe una pequeña partida de productividad (según sindicato SIAT para el 2009 un promedio anual era de 1.949,07 euros). Si se soporta una retención del IRPF del 13%, el Agente percibirá un salario neto de alrededor de 1.100 euros en 14 pagas (12 mensualidades y 2 pagas extras). A los dos años de incorporación pasas al nivel 18 lo que supone un complemento de destino de 4.784,88 euros (2016), en las mismas condiciones de retenciones, etc, a unos 1200 euros netos al mes más las pagas extra.

Hay que considerar la opción de prestar servicios por las tardes en la "Campaña de Renta" (IRPF) lo que supone unos ingresos extras en los meses de mayo y junio. Además se puede participar en un plan especial de intensificación de actuaciones (PEIA), supone hacer unas horas más y recibir a cambio dos pagos (mayo y diciembre) que en total hacen unos 1.800,00 euros.

Con el paso del tiempo, se puede llegar mediante concurso hasta un nivel 22 y, en consecuencia, aumentar las retribuciones.